shadow

Kéfir: descubre todas sus propiedades y beneficios para la salud

Kéfir descubre todas sus propiedades y beneficios para la salud

El kéfir es uno de los ‘superalimentos’ que se han puesto de moda recientemente. Pero aunque no lo parezca, este probiótico ya es conocido desde hace miles de años. En este artículo te descubrimos todos los secretos del kéfir y sus beneficios para la salud a cualquier edad.

¿Qué es el kéfir?

Aunque en el supermercado te lo puedas encontrar siempre al lado de los yogures, el kéfir no es un tipo de yogur, pero sí es leche fermentada y puede ser de vaca, de cabra e incluso de agua. La razón por la que no es exactamente un yogur es que en este caso se añade a la leche un producto fermentado vivo: los granos de kéfir, que contienen caseína coagulada, levaduras y bacterias. Estas bacterias producen la fermentación, con lo que se obtiene el kéfir. Además, los nódulos o granos del kéfir se alimentan del azúcar de la leche pero no se mezclan con ella, como pasa con el yogur.

Beneficios del kéfir para la salud

El kéfir es beneficioso para nuestro organismo gracias a su elevado valor probiótico, que influye en el equilibro de la flora intestinal, al mismo tiempo que refuerza el sistema inmunitario. Gracias a su fermentación, también es bueno para la digestión de determinados alimentos. En cuanto a sus propiedades, contiene vitaminas A, C y algunas del grupo B, hierro, calcio, magnesio, fósforo y un largo etcétera (por ello se considera superalimento).

El kéfir disminuye la presión arterial y las concentraciones de colesterol malo y triglicéridos en el organismo.

Al contener vitamina K2, el kéfir actúa sobre el sistema óseo, metabolizando el calcio, por lo que aparte de servir para prevenir la osteoporosis y la descalcificación, aporta solidez a nuestros huesos, lo cual nos ayuda a evitar fracturas y daños en los mismos (es por esto por lo que se recomienda su consumo sobre todo en personas mayores).

Historia del kéfir

Nacido entre las montañas del Cáucaso, este ingrediente milenario llamado “bendición” en turco, es objeto de culto en Oriente Medio. En la década de los años 50 fue introducido en España, y desde entonces su fama ha ido creciendo poco a poco hasta convertirse en un alimento muy popular entre personas preocupadas por su salud.

Kéfir de agua, light y bio

Para quienes tengan alergia a los lácteos y veganos, existe una variedad de kéfir sin leche. El kéfir de agua o tíbico se elabora con agua, fruta, azúcar, limón y unos gránulos similares a los del kéfir de leche, conservando así las propiedades saludables de este ingrediente.

El kéfir en el ámbito gastronómico

Algunos cocineros de alta cocina españoles ya están empezando a aprovechar este ingrediente para sus elaboraciones gastronómicas, experimentando con él y sacándole partido en sus cocinas. La Cocina de Coque, en Madrid, lleva años estudiando a fondo los alimentos fermentados y el kéfir forma parte desde hace un tiempo de sus propuestas. Otros cocineros que han sabido aprovechar este productos son Rodrigo de la Calle, con su versión del kéfir de manzana, y Javier Olleros, gerente del restaurante Culler de Pau en O Grove, quien incluye kéfir en algunos de sus mejores platos.

Beneficios del kéfir para la piel

Pero no solamente podemos aprovechar el kéfir para gozar de buena salud y digestión. Entre las numerosas propiedades de este producto, también podemos citar los siguientes beneficios:

  • Es un antioxidante natural, ya que ayuda en la elaboración de colágeno, lo que favorece la elasticidad de la piel y mejora de su aspecto.
  • Previene y combate problemas fúngicos como la candidiasis o los herpes
  • Es un buen antiséptico, colaborando en la curación de heridas y rozaduras
  • Previene y combate el acné
  • Nutre nuestro cabello, piel y uñas, dándoles vitalidad y luminosidad

Algunos especialistas también utilizan el kéfir pero no para consumir, sino para tratamientos estéticos como baños hidratantes, mascarillas para el cutis, pies, manos, cabello y para cremas hidratantes.

Como siempre, si quieres contarnos tus impresiones o experiencias con el kéfir, puedes hacerlo en los comentarios. Y si tienes algún amigo o amiga en redes sociales a quien le pueda interesar esta información, no dudes en compartir el artículo. ¡Gracias!

Vídeos relacionados

Acerca de la autora
Mi nombre es Susana Rojas. Soy licenciada en Fisoterapia por la Universidad de Cádiz, y desde siempre me han apasionado todos los temas relacionados con la salud y la vida sana. Es por ello que decidí crear este blog con la finalidad de compartir mis conocimientos, compartir vídeos recomendados y resolver dudas, así que si tienes algo que preguntar o que añadir, puedes hacerlo en los comentarios :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *